Abogado contratación obras

Es necesario conocer lo qué es un contrato de obra antes de acceder a firmar o participar en su creación. Este tipo de acuerdos obliga a la realización de una determinada tarea y es, en un inicio, de carácter temporal incierto.

Por las razones anteriores es necesario contar con un abogado inmobiliario, que nos asegure un convenio eficaz, sin cláusulas perjudiciales ni puntos inciertos. También es importante una buena asistencia legal, ya que de este acuerdo dependen las condiciones del trabajo, remuneraciones y todo lo referente al servicio que se va a prestar.

contrato de obras en Madrid

¿Qué es un contrato de obras en Madrid?

Es un acuerdo escrito en el cual se estipulan las condiciones de los trabajos, obras o cualquier tipo de servicio. Estos convenios se realizan para dejar claras las condiciones por las que se regirá el trabajo a realizarse y estampar las voluntades de las partes.

En este documento se establece qué trabajo se realizará, en qué lugar, en que tiempo, la contraprestación que se va a recibir, entre otros aspectos. El incumplimiento de alguna de las cláusulas de este contrato acarreará sanciones a las partes. Si se puede demostrar, es factible solicitar el resarcimiento por daños y perjuicios al faltar a alguna de las cláusulas contractuales.

Cómo elaborar un contrato de obras

Lo primero es colocar la identificación de las partes, la fecha de inicio de la obra y de ser el caso, del fin de la misma. Los primeros apartes deben establecer, la obra que se realizará y la manera en que se llevará a cabo, así como el monto a cancelar por ese servicio y la manera en que será cancelado.

Es importante que, si se desea incluir una cláusula penal en el documento, esta debe estar claramente establecida. Se debe estipular si se puede o no subcontratar, en manos de quien estará la responsabilidad de subsanar eventualidades y la capacidad de rescindir que tienen las partes por causas justificadas. Por último, como es común en este tipo de convenios, se establece que los vacíos legales serán llenados por las leyes y que se subsumen a lo decidido por un tribunal competente en caso de dudas.

¿Qué problemas pueden presentarse en la ejecución de un contrato de este tipo?

Para el contratado podría presentarse la situación en la que no se le cancele lo pactado por el contratante. Lo anterior se resuelve con una solicitud de ejecución de contrato ante un tribunal civil. También puede ocurrir que quien realiza la obra alegue una causa de fuerza mayor para excusarse en el incumplimiento por su parte al no entregar la obra. Hay que tener en cuenta que un ámbito litigioso siempre será un problema pues implica gastos de gestión y tiempo en ejecución.

¿En qué se debe pensar antes de firmar un contrato de obras?

Hay que tomar en cuenta diversos escenarios antes de firmar un acuerdo de este tipo, ya que, si tenemos conciencia de que por alguna razón no podremos culminar una obra pactada, no se puede firmar un compromiso que nos obligue a ello.

Existen variedad de permisos y materiales que son bastante complicados de conseguir, si el negocio planteado requiere de alguno de estos, se debe tomaren cuenta el tiempo ofrecido para la ejecución antes de firmar cualquier compromiso. Si el tiempo de realización de la obra es largo, el que la realice debe tomar esto en cuenta para ajustar los pagos que va a recibir, dejando establecidas las maneras, partes y montos. Si se requiere de cualquier material específico en un momento de la realización de la obra, debe estipularse cuándo serán requeridos y todo lo referente a su provisión.

Resolución de un contrato de obras

Como toda convención, el incumplimiento en alguna de las cláusulas puede acarrear su resolución o el pago de alguna indemnización. Para resolver el acuerdo simplemente se intenta una acción civil en la jurisdicción territorial competente y se demuestra la cláusula que fue violada.

Un incumplimiento en este tipo de contratos puede acumularse con una solicitud de indemnización por daños y perjuicios y además con la ejecución o cobro de lo establecido en una cláusula penal. Para el cobro por daños y perjuicios, es necesario demostrar su existencia para que proceda dicha solicitud. La cláusula penal únicamente requiere la consignación del contrato y especificar la ubicación de la mencionada estipulación. Estas dos figuras anteriores pueden acumularse si el motivo de la demanda por resolución de contrato se da por incumplimiento del pago por parte del contratante.

Ventajas de este tipo de convenciones

Mediante estos acuerdos, se puede regular una relación puntual que gira en torno a la prestación de un servicio o creación de una obra. Mediante esta figura se regula una relación de tipo laboral, con contraprestación, pero que no entra en el rango de una relación laboral formal. Esto último es útil, ya que puede incluir distintos montos y maneras de pago que el creador de la obra requiera y no un pago regular y fijo. Puede contar con una fecha de finalización cierta o estipular que termine con la obra, pero en ambas figuras se tiene conciencia del momento en que culminará la relación. Es un contrato entre partes así que no está regulado por estatutos laborales más allá de los principios constitucionales básicos que rigen todo contrato.

Por todo lo anterior, es necesario estar bien asesorado al momento de tener que realizar o participar en una situación que amerite este tipo de convenio. Contar con un experto en la materia, asegura que la relación jurídica culmine de una buena manera, evitando cualquier tipo de cláusula injusta o el pago por alguna indemnización.

Abrir chat
1
Hola ¿En qué podemos ayudarte?