Deslinde de fincas

Conocer con claridad los límites de un inmueble es un elemento esencial para poder disfrutar plenamente del derecho de propiedad u otro derecho real que poseamos sobre el mismo. Sin embargo, cuando se trata de extensiones de terrenos rurales estos límites pueden no ser muy claros, especialmente cuando han sido objeto de disputas por largo tiempo.

Para solventar esta situación, lo mejor será acudir a los abogados especialistas en el deslinde de fincas.

Cómo es el deslinde de fincas

¿En qué consiste el deslinde de fincas en Madrid?

El deslinde de fincas no es más que el procedimiento por medio del cual, se determina la demarcación de una finca con respecto a sus colindantes. Asimismo, se trata de un derecho con el que cuentan los propietarios o los titulares de un derecho real sobre el bien inmueble. Así lo señala nuestro Código Civil en su artículo 384.

En este sentido, el deslinde nos permite marcar los límites de la finca y señalizarlos. De manera que, una finca bien delimitada también nos proporciona la facultad de excluir a terceros de la propiedad.

Requisitos para acudir al procedimiento de deslinde

Evidentemente, para que este procedimiento sea iniciado, lo primero que debe existir es una finca o terreno cuyos límites estén en disputa, sean dudosos o las partes tengan posiciones encontradas.

Por su parte, también será necesario acudir a un profesional del área de la topografía, pues cualquier reclamación sobre linderos, deberá acompañarse del plano catastral de las fincas en conflicto. De igual manera, le corresponderá efectuar trabajos de levantamiento, que le permitirán determinar los puntos limítrofes y formular un nuevo planteamiento.

Tipos de deslinde

Pasemos a conocer los diferentes tipos de deslinde con los que podríamos encontrarnos en Madrid. Dependiendo del tipo del que se trate, se deberán realizar diferentes trámites o procedimientos. Recuerde que siempre será importante contar con la asesoría de un abogado especialista en esta materia para que le oriente en todo momento.

Así las cosas, adelantamos que los deslindes pueden ser, amistosos, administrativos o judiciales. Detallaremos en cada uno de ellos.

Deslinde amistoso

Como en todos los posibles conflictos que se presentan en la vida, lo primero que se debe intentar es un arreglo amistoso. En estos casos, además debemos considerar que el propietario del otro terreno seguirá siendo nuestro vecino probablemente por un buen tiempo. Así pues, cuando terrenos colindantes no tienen claridad en sus límites, los propietarios o titulares de derechos reales, pueden con la ayuda de un topógrafo, determinar los límites de sus inmuebles.

Para este fin, se deberán facilitar los datos catastrales de las propiedades, así como las escrituras correspondientes y los datos del Sistema de Información Geográfica de Parcela Agrícolas. Con esta documentación y las evaluaciones oportunas, se podrá elaborar el acta de deslinde con la propuesta de linderos, junto con un plano a escala. Si las partes involucradas están conformes el acuerdo se formaliza ante notario.

Resulta importante que antes consulte con un abogado especialista la conveniencia de esta acta, para evitar algún tipo de desequilibrio.

Deslinde Judicial

Lamentablemente, no siempre la vía amistosa es posible, por lo que se debe recurrir a la vía judicial. Aquí se pueden distinguir dos subtipos, a saber:

Deslinde de jurisdicción voluntaria

Este tipo de procedimiento lo inicia el propietario o titular del derecho real, con la presentación de un escrito en el que se solicite el deslinde, ante el Secretario judicial del Juzgado de Primera Instancia del lugar donde se ubica la finca. En dicho documento deberá señalarse a las fincas en conflicto, identificarse a los titulares de los terrenos y los datos catastrales de los mismos, la certificación registral en caso de encontrarse inscritas y la certificación catastral descriptiva y gráfica.

Con la admisión de la solicitud, el Secretario Judicial procede a notificar del inicio de procedimiento a los afectados, quienes en el plazo de 15 días podrán presentar sus alegatos y pruebas.

Finalizado este plazo, se abrirá uno de 30 días para que el Secretario cite a los involucrados en el acto de deslinde.

Este acto culminará con un acta elaborada por el Secretario Judicial, donde quede asentado lo acordado por la partes en caso de avenencia total o parcial, para ser firmada por los involucrados en el procedimiento. Ahora bien, de no existir acuerdo el acta señalará que se finaliza el acto sin avenencia. Seguidamente se dicta decreto con el resultado, se incluye el acta y se archivan las actuaciones, remitiendo a Catastro testimonio del acta y del decreto cuando deban hacerse modificaciones.

Procedimiento contencioso

Para los linderos donde no hubo avenencia, se requerirá de la intervención de un juez. De esta forma, será él quien defina los límites mediante una sentencia, en un juicio declarativo.

Deslinde administrativo

Este tipo de deslinde está reservado a la Administración, cuando se ejerza su derecho a deslindar inmuebles de su propiedad.

Ventajas del deslinde de fincas

Puede que lo descrito anteriormente resulte un poco tedioso y complicado de realizar, pero es necesario que conozca exactamente donde comienza y termina su propiedad con respecto a sus vecinos. De esta forma, cada quien conoce la extensión de su inmueble y en esa medida la da a conocer y ejerce su dominio.

Adicionalmente, se evitan conflictos a futuro por la falta de demarcación, y tendrá la plena confianza de proceder al cercado de su finca, por lo que no podrán otros traspasar estos límites.

Confíe en abogados especialistas

Esta puede ser una materia complicada, que por lo general implica a varias generaciones de familias en disputas por los límites de sus fincas. Por ello, acuda siempre a abogados especialistas en deslinde de fincas, quienes podrán asesorarle para que ponga fin a este desagradable conflicto. En Tu Abogado Inmobiliario contamos con el mejor asesoramiento, no dude en contactarnos.

Abrir chat
1
Hola ¿En qué podemos ayudarte?