Contratos de Promoción Inmobiliaria

Por lo general, todas las personas tienen necesidad de comprar o vender su vivienda, un local comercial o cualquier otro inmueble. Aunque esto no es una tarea imposible, si se quiere obtener las mejores opciones (y el mejor precio) lo más recomendable es contar con el apoyo de profesionales con experiencia en el área.

A continuación, te ofrecemos información al respecto y sobre como la intermediación inmobiliaria brinda grandes beneficios.

¿Qué se entiende por intermediación inmobiliaria?

La intermediación inmobiliaria es un servicio prestado por una agencia (o un profesional) que conoce el sector inmobiliario y sus procedimientos. De esa manera aportan su experiencia para asesorar tanto a los compradores como a los vendedores, en el proceso de la compra, venta o alquiler de un inmueble.

En este sentido, para nadie es una sorpresa escuchar que en Internet se puede encontrar una amplia gama de ofertas de viviendas, plazas de garaje, oficinas, etc. Pese a esta realidad, hay muchas personas que prefieren contar con un profesional o agencia que haga de intermediaria entre el comprador y el vendedor.

Contratos de promoción inmobiliaria

En este punto es importante tomar en cuenta que regular la relación entre el agente inmobiliario y el vendedor es fundamental para proteger los intereses de ambas partes. Esto se debe a que se trata de una operación que, por lo general, implica el desembolso de una gran cantidad de dinero lo que a su vez representa una comisión elevada para el agente inmobiliario.

De aquí la importancia de redactar los contratos de este tipo de forma que permitan a las partes saber qué implica esta relación y a qué se comprometen.

En ese sentido, un contrato de intermediación es un documento orientado a que el agente busque y facilite la localización de un posible cliente por encargo de una persona que desea vender o alquilar una propiedad. Aquí es importante dejar claro que el promotor inmobiliario, en ningún caso, es representante legal ni está capacitado para realizar la transacción en nombre del propietario de la vivienda, local, oficina, etc. Su objetivo, por el cual cobra unos honorarios, es poner en contacto a dos personas, una que quiere comprar o alquilar y la otra que tiene una propiedad en venta o alquiler.

El reconocimiento de honorarios de intermediación inmobiliaria

Todo el trabajo que comprende poner en contacto al comprador y al vendedor, puede llevar mucho tiempo y requiere de conocimientos específicos, por lo que el agente inmobiliario recibe unos honorarios.

Ante la perspectiva de contactar con una agencia de promoción inmobiliaria, algunas personas se preguntan ¿Cuándo se deben pagar estos honorarios? o ¿Cuánto se debe pagar? En realidad, no existe una única respuesta, ya que no todos los profesionales proceden igual. Además, hay muchos factores que pueden afectar la negociación. Desde compradores que cambian de opinión, o vendedores que se retiran a personas que no se ponen de acuerdo y un sinfín de otras razones que dilatan el proceso.

Lo importante es que el reconocimiento y pago de honorarios de intermediación inmobiliaria debe quedar claro desde el principio, tanto para el comprador y el vendedor, como para el agente.

¿Qué debe contener un contrato de promoción inmobiliaria?

En este punto lo importante es contar con el apoyo de un abogado con experiencia en el área, que te asesore y ayude a ajustar el contrato a tus necesidades.

En ocasiones estos contratos reciben un nombre como hoja de encargo o nota de encargo. Sin importar cual sea el nombre que reciba, se trata de un acuerdo del que se desprenden obligaciones y derechos para los que lo firman.

Ya mencionamos que no todas las promotoras trabajan de la misma forma, por lo que los datos que deben contener los contratos pueden variar un poco entre una y otra, pero por lo general son más o menos los mismos.

¿Quién realiza el encargo?

Por supuesto que la persona que firma el contrato de intermediación inmobiliaria debe tener la capacidad de vender el inmueble, es decir, debe ser su legítimo propietario o tener un poder del mismo.

¿Cuál es el encargo?

Aquí lo importante es dejar claro si la negociación que se desea realizar es una venta, un alquiler, una permuta o cualquier otro encargo.

¿Cuál es el inmueble?

Se debe especificar cuál es el inmueble objeto de la transacción: una casa, un piso, un terreno, una oficina, un local, una plaza de garaje, etc. En este punto deben quedar claro todos los datos necesarios para identificar el inmueble y evitar posibles malentendidos.

¿Precio que se espera recibir?

En este punto el precio de la negociación debe quedar fijado claramente. Parte del trabajo del promotor inmobiliario consiste en aconsejar al cliente sobre si el precio que pretende es adecuado o, por el contrario, está fuera de mercado. El cliente está en libertad de tomar o no en cuenta el consejo del profesional.

¿Honorarios de la inmobiliaria en la intermediación?

Tan importante como los puntos anteriores, es dejar en claro cuáles serán los honorarios de la promotora inmobiliaria o del agente inmobiliario. Aquí también se deberá establecer el momento cuando se van a cobrar dichos honorarios.

Contrato de intermediación inmobiliaria en exclusiva

Por supuesto que el propietario de un inmueble tiene el derecho por ley para poder encargar la venta o alquiler de su propiedad a varias personas o agencias. Sin embargo, es común que los agentes inmobiliarios pidan al propietario conocer esta circunstancia o incluso que le soliciten un tiempo de exclusividad para llevar a cabo la negociación sin la intervención de otras agencias.

Si el cliente decide que el encargo se realice en exclusiva con una sola agencia, es importante que ese hecho quede reflejado en el contrato de intermediación inmobiliaria.

Contrato de colaboración en intermediación inmobiliaria

No es de extrañar que los diferentes agentes inmobiliarios colaboren entre ellos compartiendo la información de posibles clientes o propiedades. Cuando esto ocurre, las promotoras o agentes involucrados en la negociación, por lo general firman un contrato de colaboración de intermediación inmobiliaria, en el que deben dejar claro cuáles serán los beneficios que percibirá cada uno de ellos.

Abrir chat
1
Hola ¿En qué podemos ayudarte?