Contratos de Arquitectura e Ingeniería

Para evitar los malos entendidos, así como los posibles conflictos en los trabajos de ingeniería y arquitectura, es indispensable elaborar un acuerdo que contenga todas las pautas y elementos que comprenden el trabajo. De esa manera se protege tanto los intereses del contratante como del contratado.

Por eso es indispensable contar con la asesoría de un equipo de abogados expertos en estos temas que te brinden su apoyo y asesoría al momento de redactar un contrato que sea beneficioso para todos los involucrados.

¿Qué es un contrato de Arquitectura e Ingeniería?

Un contrato de este tipo, comprende las prestaciones intelectuales y materiales necesarias para la construcción de una obra civil, una planta industrial, un centro comercial o cualquier otra edificación.

Por un lado, engloba la parte arquitectónica de un proyecto que es la fase donde se diseña y planifica la construcción de edificios y estructuras funcionales, perdurables y estéticamente valiosos. Por otro lado, también cubre los aspectos de la ingeniería propiamente dicha, es decir la elaboración física de la obra hasta el levantamiento total de la estructura.

Mediante estos contratos, como en cualquier otros, una de las partes no solo se compromete a diseñar la obra y elaborar los planos, sino que también se hará cargo de ejecutarla a cambio de un pago por ello.

De aquí, es fácil notar la importancia de la intervención de un abogado que tenga experiencia en estos temas durante la redacción de este tipo de acuerdos.

Asesoría profesional de elaboración de contratos de Ingeniería y Arquitectura

A la hora de querer comenzar con la construcción de un edificio o cualquier otra estructura, es importante que tanto la parte contratada como la contratante estén protegidas contra posibles desacuerdos que se puedan presentar durante la realización de la obra.

Por eso, antes de firmar cualquier tipo de trato de esta índole, es recomendable contar con la asesoría de un abogado experto en materia de obras y realización de contratos. Solo con la intervención de este profesional se puede garantizar cubrir los aspectos más relevantes de la contratación y de no pasar por alto ningún detalle significativo.

Asimismo, el abogado especialista está en la capacidad de redactar el documento contractual de forma que contenga todas las obligaciones y derechos de las partes, lo que ayuda a evitar malos entendidos a futuro. En tal sentido, un acuerdo bien redactado es la mejor forma de proteger sus intereses, así como la inversión de tiempo y dinero que se realizará.

Elementos que deben incluir los contratos de Arquitectura e Ingeniería

Los elementos que deben incluir los acuerdos de este tipo, pueden variar según cada caso, pero por lo general se deben contemplar aspectos que aseguren la relación jurídica entre el contratante y el contratado. Veamos los más resaltantes:

El objeto principal del contrato

Por supuesto que el objeto principal del acuerdo es la elaboración de la construcción, según los parámetros establecidos. En el contrato, una de las partes se compromete a la entrega de la obra contratada, siendo ésta el resultado de su trabajo y esfuerzo.

En este punto es importante tomar en cuenta que solo se considerará cumplida la obligación contractual con la entrega por parte del contratista de la obra encomendada.

Proyecto de obra

Antes de comenzar la ejecución de cualquier obra de ingeniería, por lo general se requiere plasmar en un proyecto desde la elaboración de los planos arquitectónicos hasta la forma como se ejecutarán los trabajos. En este instrumento se deberá plasmar tanto las especificaciones técnicas de la obra, como las calidades de los materiales que se deben utilizar y otros aspectos.

Aquí es importante que todos los involucrados tomen en cuenta que el proyecto será parte de los parámetros de la contratación, ya que contiene la información relevante como son las medidas, memoria de calidades y demás especificaciones. En el proyecto, también deberán estar reflejados los límites en las exigencias del contratante, ya que, si el contratante ha cumplido con lo establecido, no se le podrá reclamar responsabilidades u obras adicionales.

Materiales a utilizar

Todo acuerdo de arquitectura o ingeniería lleva involucrado los materiales que se deberán utilizar. Además, debe quedar claramente señalado si el contratista aportará solo su trabajo o si también se encargará de suministrar el material o parte de él.

Esto es importante ya que en caso de que se presenten reclamaciones por la calidad de los materiales utilizados, se podrá definir claramente la responsabilidad.

El precio en los contratos de Arquitectura e Ingeniería

Si bien el culminar la obra es el objetivo principal del contratado, el contratante tiene la obligación de pagarle por su trabajo y existen diferentes maneras de fijar el precio. En tal sentido un abogado puede ayudar a escoger la metodología más conveniente según cada caso.

En la actualidad hay varios métodos para fijar el precio:

Precio alzado

El precio se basa en establecer un coste total de la obra y si se producen modificaciones en el desarrollo de la misma, estas se reflejarán en el precio final. En cualquier caso, el precio no puede variar unilateralmente y siempre se requiere el acuerdo entre las partes.

Precio por piezas o unidades de medida

Aquí se fija un coste a cada parte del proyecto, es decir, se fija un monto por la elaboración de los planos, otro a la estructura y así sucesivamente. De esa manera, el precio final es el resultado de sumar los costes de los trabajos realizados.

 

Precio por administración

Por lo general, durante la ejecución de los trabajos, se realizan aprobaciones por las partes a cada unidad del trabajo realizado. Esto permite al contratante, según este estipulado en la contratación, pagar por fracciones los trabajos que se terminen.

Plazos de entrega

Toda contratación de este tipo debe incluir un plazo de entrega, para lo cual se acostumbra entregar un cronograma con las fechas estimadas para cada uno de los trabajos a ejecutar. De esta forma se puede evaluar si la obra se culminará a tiempo o si lleva un reatazo.

Penalizaciones por retrasos en la entrega

Un elemento indispensable en este tipo de contrataciones, es establecer las circunstancias que puedan retrasar la entrega y cuales eximen de responsabilidad al contratista.

Por otro lado, también debe estar presente una cláusula de penalizaciones, para los casos en los que se establezcan retrasos atribuibles al contratista. Generalmente, estas cláusulas suelen determinar una cantidad de dinero, a modo de indemnización, por cada día de retraso en la entrega.

Abrir chat
1
Hola ¿En qué podemos ayudarte?