Alquiler de viviendas

El arrendamiento es un contrato que se celebra entre dos personas para el uso de un inmueble. Una de las cuales, el propietario del inmueble, pasa a llamarse arrendador. La otra, el que alquila, pasa a denominarse arrendatario. Según este vínculo jurídico, el arrendatario ocupa un inmueble, propiedad del arrendador. A su vez, se compromete a pagar un canon de arrendamiento.

Este vínculo se forma a través de un contrato, el cual es de vital importancia que esté redactado por un abogado de alquiler en Madrid.

¿Qué es un Contrato de alquiler?

Se trata de un convenio entre dos personas, naturales o jurídicas, que implica la cesión del derecho de uso sobre un inmueble y el pago de un canon a cambio de dicho uso. Ahora bien, como ya se mencionara, la partes son libres de negociar las condiciones que regirán el contrato de alquiler. No obstante, el Abogado que los asesore en el proceso debe velar por que se respeten las disposiciones legales. Caso contrario, el contrato del alquiler podría hacerse nulo o ineficaz. En este sentido, analizaremos cada uno de estos requisitos mínimos de validez del contrato de alquiler.

¿Existe alguna protección especial para el arrendador?

Una de las mayores razones para acudir a los servicios de un abogado en materia de alquileres es que éste conoce las fórmulas que deben ser incorporadas al contrato para la protección del arrendador. Así, el arrendador puede protegerse de una prórroga excesiva de tres años, si incorpora determinadas cláusulas. Entre ellas, destaca que el arrendador se reserva el uso de la vivienda para su uso personal, una vez culminado el arrendamiento. En todo caso, el abogado debe introducir la correcta redacción de dicha estipulación en el contrato para que ésta sea válida.

¿Cuánto puede durar un contrato de alquiler?

El tiempo que durará el contrato es de libre elección y negociación entre el arrendador y el arrendatario. Ahora bien, es necesario señar si lo pactado es un tiempo de vigencia inferior a tres años para el alquiler, sobre éste ocurrirán prórrogas anuales. Estas prórrogas buscan que el contrato se extienda hasta los tres años. Es decir, se van renovando anualmente hasta que el alquiler llegue a los tres años. En todo caso, es de destacar que esta prórroga es facultativa de ser tomada o no por el inquilino.

Otro de los temas que debe dejar muy especificado en el contrato es lo referente a la duración del alquiler. En tal caso, si no se fija un período cierto de duración del contrato de alquiler, se entenderá que el mismo se ha celebrado por un año. Por ello, se debe dejar una fecha cierta sobre el inicio y fin del contrato de arrendamiento. Ello, a objeto de evitar que el contrato de alquiler se prorrogue por un tiempo diferente al deseado por las partes.

El canon de arrendamiento

Otro de los elementos que debe contener el contrato de alquiler es lo relativo al canon de alquiler (monto). A este monto igualmente se le debe agregar el lugar y la forma de pago. También el tiempo máximo en que deberá ser pagado, antes de que comiencen a correr penalidades en contra del inquilino. Incluso, se recomienda que en el propio contrato incorpore una cláusula en la que se estipule que el cobro del canon de arrendamiento se domiciliará a una cuenta bancaria.

La fianza en Madrid para los contratos de alquiler

El arrendador está en la capacidad de solicitarle al inquilino el pago de una fianza. El monto de esta fianza debe ser depositado por el arrendador ante los organismos competentes. En el caso de Madrid, el portal web de esta comunidad incluso permite establecer una cita previa para realizar los trámites de la fianza.

Es de destacar que adicional a esta fianza, en el contrato de arrendamiento también pueden establecerse otros montos. Los mismos estarían destinados a proteger al arrendador ante los eventuales daños que pueda causar el inquilino al inmueble.

Otros elementos a tener en cuenta en lo referente a los alquileres de viviendas en Madrid

Además del contrato al que ya hemos hecho referencia, es necesario que al momento de suscribir el arrendamiento se tomen previsiones especiales, tales como el inventario de bienes del que dispone el bien a ser arrendado, el certificado energético, los gastos sobrevenidos y el subarrendamiento. Veamos con detalle cada uno de estos elementos.

Inventario detallado del inmueble a ser arrendado

Una práctica recomendada al suscribir un alquiler es que se incorpore un anexo detallado sobre las condiciones del inmueble. En tal sentido, si no se estipula nada en contrario, se presume que el inquilino toma el inmueble en las mejores condiciones. A su vez, se hace responsable de cualquier daño ocurrido, aun cuando no sea cierto.

De igual forma, con este inventario el arrendador queda cubierto sobre las condiciones de su propiedad con un informe detallado que avale las condiciones en las cuales entrega el inmueble. En la actualidad, incluso se está poniendo en práctica la incorporación de fotografías anexas al contrato que demuestre el estado del inmueble.

Certificado energético

Otro tema de vital importancia es que, junto al contrato de alquiler, se estipule alguna cláusula o anexo que prevea el certificado energético de la vivienda. Esto es: qué requisitos energéticos requerirá el inmueble para ser enfriado o calentado. Así, desde el primer momento el inquilino debe saber qué gastos deberá afrontar en razón del alquiler que está suscribiendo.

Gastos derivados del uso de la vivienda arrendada

Igualmente, es de vital importancia que el contrato se deje constancia de aquellos servicios a los cuales podrá acceder el arrendador. Es decir, aquellos servicios adicionales como internet o telefonía. De igual forma, se debe indicar la responsabilidad del pago de los servicios básicos, tales como agua, luz, gas, entre otros.

El subarrendamiento del inmueble

En principio, el inquilino puede subarrendar el inmueble, previo consentimiento del arrendador. No obstante, se puede incorporar una cláusula que prohíba el subarrendamiento expresamente.

Acuda a la mejor asesoría en alquileres en Madrid

Los contratos de arrendamiento pueden derivar en situaciones sumamente complejas como los desalojos y ocupaciones arbitrarias, por lo que nada mejor que establecer reglas y normas claras desde un comienzo.

En todo caso, en Tu Abogado Inmobiliario contamos con un grupo de profesionales prestos a darles la mejor asesoría en temas de alquileres de inmuebles, por lo que no dude en contactarnos.

Abrir chat
1
Hola ¿En qué podemos ayudarte?