Alquiler de naves industriales

Los alquileres de un espacio destinado para estos usos por lo general no son nada económicos. Además, muchas veces los propietarios exigen la firma de contratos de arrendamiento a largo plazo (de 5 años o más). Por eso, además de elegir la nave correcta, es importante asegurarse de tener un contrato que sea justo para ambas partes.

En este artículo encontrarás mucha información sobre el alquiler de naves industriales y los elementos que debes tomar en consideración para lograr un acuerdo que beneficie tanto al arrendador como al arrendatario.

Aspectos a tener en cuenta en los contratos de alquiler de las naves industriales

Son muchas las dudas que pueden surgir a la hora de enfrentar un contrato de alquiler de una nave industrial. En ese sentido es importante contar con el apoyo de un experto inmobiliario que te asesore con la normativa vigente y con la redacción del acuerdo que se firmará. Para lograrlo, el letrado analizará las particularidades de cada caso y expondrá las mejores condiciones en las cláusulas del contrato.

Algunos de los elementos que deben incluir los contratos de alquiler de naves industriales son:

¿Las dimensiones del espacio en alquiler son las adecuadas?

Antes de proceder a firmar el acuerdo, se debe tener presente las dimensiones del lugar que se alquilará para realizar la actividad comercial. De ese modo los interesados pueden estar seguros de que los espacios son adecuados para el negocio a emprender, además permite comparar las ofertas de diferentes naves que estén disponibles para alquiler.

Observa y lee detenidamente las condiciones de alquiler

Antes de firmar un contrato de cualquier tipo, y más aún los de arrendamiento de naves industriales, es recomendable leer cada una de las estipulaciones que allí se reflejan. Esta es la única manera de tener claro tanto el alcance como las obligaciones y compromisos que estarán plasmados en las cláusulas del contrato

Tiempo de duración

Por lo general, la duración de este tipo de acuerdos es de cinco años, renovables por un periodo igual tras una posible revisión del precio. Salvo que este expresamente contemplado en el contrato, si no hay comunicación de alguna de las partes 30 días antes, se concederá una prórroga de 1 año.

La fianza y garantías adicionales

La fianza mínima en este tipo de alquiler suele ser de 2 mensualidades. Al momento de la firma del acuerdo el arrendatario deberá hacer entrega de un cheque bancario o efectivo a nombre del propietario de la nave por el monto indicado.

Por otro lado, hay propietarios que solicitan garantías adicionales. Se puede cumplir con este punto ampliando la fianza y por lo general suele hacerse en forma de aval de 3 o 4 meses adicionales.

Periodo de gracia

El periodo de gracia se suele ofrecer a un arrendatario para eximirlo de pagar una serie de mensualidades a cambio de mejorar la nave. En el caso de las naves industriales este periodo suele ser, según el caso, de 2 a 4 meses; sin embargo, no es extraño que llegue hasta los 6 meses.

Actualización de la renta

Las rentas que no son escalonadas, por lo general se actualizan una vez al año mediante la aplicación de la variación del IPC (Índice de precios de consumo).

Opción de compra

Es común que el arrendador desee adquirir la nave y en ese sentido el propietario puede ofrecerle una opción de compra por el inmueble. Existen varias formas de hacerlo, sin embargo, se suele conceder un plazo de tiempo para ejercer la opción, además es costumbre otorgar un descuento proporcional a una parte de las rentas pagadas hasta el momento de realizar la compra.

Seguro de daños a terceros

En este punto es importante tomar en cuenta que es obligatorio para el arrendatario adquirir un seguro de daños a terceros por causa de la actividad que se realizará en la nave.

Incumplimiento de contrato

El contrato deberá especificar claramente la actividad concreta que se desarrollará en la nave. Es costumbre que en el acuerdo se incluya una cláusula para rescindir el contrato por el incumplimiento de ello.

¿Cómo realizar el contrato de una nave industrial?

Un contrato de este tipo tiene muchos factores que pueden afectar la negociación. Por lo que es recomendable ponerse en contacto con un especialista en la materia.

Aquí es importante considerar que contar con el asesoramiento de un experto no es un gasto, sino una inversión que puede resultar de mucha ayuda.

¿Cuál es el coste de alquiler de una nave industrial?

Los arrendamientos de este tipo no están regulados por ninguna legislación. Existen muchos factores que influyen en el monto que se deberá pagar por el alquiler como la ubicación geográfica, la facilidad de acceso y los servicios con los que cuente.

El uso que tendrá la nave

Uno de los factores más importantes a considerar antes de arrendar una nave industrial, es el uso que se espera dar a la misma. La actividad que se desarrollará puede requerir algunas condiciones especiales que deba cumplir el inmueble. Es decir, hay que tener muy en cuenta la actividad de la empresa y el tipo de negocio al que se dedica o si solo hace envíos nacionales o también hace importaciones y exportaciones.

Estos factores son indispensables para escoger bien la ubicación de la nave que puede ser causa del éxito o fracaso del negocio.

Busca la asesoría de profesionales expertos en contratos de alquiler

En cualquier tipo de negociación es importante contar con un acuerdo entre las partes donde se establezcan los pormenores del trato que se firmará. Esto es más importante aún cuando se trata de un arrendamiento que, por lo general, representa un alto coste para el contratante. En las cláusulas del acuerdo se incluyen los derecho y obligaciones tanto del arrendador como del arrendatario y pueden evitar que se produzcan inconvenientes, omisiones o malos entendidos.

Por eso y para que la negociación funcione como esperan las partes, es importante que el acuerdo incluya todos los aspectos necesarios para que los involucrados cumplan con los compromisos adquiridos.

Abrir chat
1
Hola ¿En qué podemos ayudarte?